Home » News » Ford ha anunciado importantes objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero

Ford ha anunciado importantes objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero

posted in: Ford, News, Noticias 0

En el camino hacia la construcción de un mundo mejor para las generaciones futuras, Ford ha anunciado importantes objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero en el resumen de su Informe Integrado de Sostenibilidad y Finanzas de 2021, hitos que ayudarán a la empresa a alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

Ford ha utilizado el enfoque de la iniciativa Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi) para establecer objetivos provisionales de emisiones que están en línea con lo que los últimos científicos del clima consideran necesario para cumplir los objetivos del Acuerdo de París*.

Los objetivos para 2035 consisten en reducir las emisiones absolutas de gases de efecto invernadero de las operaciones globales de la compañía en un 76 por ciento y de los vehículos nuevos vendidos a nivel mundial en un 50 por ciento por kilómetro.

La clave para la reducción de las emisiones es el desarrollo de vehículos electrificados. La estrategia de Ford en Europa es apostar por la electrificación, con turismos totalmente eléctricos para 2030.

En el caso de los vehículos comerciales, la gama de productos de Ford en Europa será capaz de producir cero emisiones, con ofertas totalmente eléctricas o híbridas enchufables, ya en 2024.

La inversión de 1.000 millones de dólares (más de 850 millones de euros) para transformar las instalaciones de montaje de vehículos de la compañía en Colonia en un centro de fabricación de vehículos eléctricos es la primera instalación de este tipo de Ford en Europa.

Además, la próxima generación de la gama Ford Transit Custom incluirá modelos totalmente eléctricos construidos por Ford Otosan en Turquía, avanzando aún más en la estrategia de electrificación de Ford y en el liderazgo de los vehículos comerciales en Europa.

«Lideraremos la consecución de la neutralidad de carbono porque es lo correcto para los clientes, el planeta y para Ford», ha asegurado Bob Holycross, director de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Seguridad de Ford Motor Company.

«El 95 por ciento de nuestras emisiones de carbono provienen hoy de nuestros vehículos, operaciones y proveedores, y estamos abordando las tres áreas con urgencia y optimismo».

El objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono de la compañía para 2050 está alineado con el Acuerdo de París, con el que Estados Unidos se ha vuelto a comprometer recientemente y que Ford apoya plenamente.

El cambio a un único Informe Integrado por primera vez aumenta la transparencia y proporciona una visión más holística del éxito de la compañía. El informe describe cómo las ambiciones y los logros de Ford en materia de sostenibilidad y negocio se alinean con el propósito de la compañía: construir un mundo mejor en el que cada persona sea libre de moverse y perseguir sus sueños, innovando para ampliar las oportunidades y construyendo el futuro para las generaciones venideras.

Electrificando el futuro

Ford está centrada en invertir en vehículos eléctricos, vehículos autónomos y soluciones conectadas. La empresa ha duplicado recientemente la inversión en vehículos eléctricos hasta los 22.000 millones de dólares (más de 18.500 millones de euros) hasta 2026, mientras Ford sigue electrificando algunas de sus modelos más populares, como el esperado SUV Mustang Mach-E, que se lanzó en Norteamérica a finales de 2020, llega a Europa a principios de 2021, y que llegará a China a finales de este año.

Además de la inversión de 1.000 millones de dólares (más de 850 millones de euros) para transformar la planta de montaje de vehículos de la compañía en Colonia en un centro de fabricación de vehículos eléctricos, ya ha comenzado la construcción del nuevo Centro de Vehículos Eléctricos Rouge en Dearborn, en EE.UU., donde se fabricará el pick-up F-150 totalmente eléctrico.

Estas inversiones – junto con otros 1.000 millones de dólares anunciados en febrero para transformar las operaciones en Pretoria (Sudáfrica) – ayudarán a reducir aún más la huella de carbono global de Ford.

Construyendo sobre nuestro éxito y estableciendo nuevos objetivos

Ford tiene un sólido historial transformando sus operaciones para hacerlas más sostenibles. En la última década, Ford ha logrado una reducción del 40 por ciento en su huella de carbono a través de la mejora de la eficiencia energética y la conservación en las instalaciones de la compañía, así como en los procesos de fabricación.

El objetivo de Ford de utilizar el 100 por cien de electricidad renovable de origen local en todas las plantas de fabricación para 2035 está en marcha y está estrechamente relacionado con su compromiso con los vehículos electrificados.

Junto con el compromiso de no enviar residuos a vertederos a través del modelo «reducir, reutilizar, reciclar» y de eliminar los plásticos de un solo uso, la estrategia global de la empresa en materia de agua para la fabricación tiene como objetivo una reducción del 15 por ciento del uso de agua dulce para 2025 con respecto a 2019, con una reducción del 75 por ciento desde el año 2000.

Respaldados por el SBTi, los dos objetivos para 2035 se desarrollaron para reducir las emisiones a corto plazo, abordando la urgencia del cambio climático y ayudando al mismo tiempo a Ford a alcanzar el ambicioso objetivo a largo plazo de la neutralidad del carbono para 2050:

  • Reducir las emisiones absolutas de gases de efecto invernadero de Alcance 1 y 2 de las operaciones globales en un 76 por ciento respecto al año base 2017. El alcance 1 cubre las emisiones directas de las fuentes propiedad de la empresa o controladas por El alcance 2 se refiere a las emisiones indirectas procedentes de la generación de electricidad comprada, vapor, calefacción y refrigeración utilizados por Ford.
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Alcance 3 procedentes del uso de vehículos nuevos vendidos globalmente en un 50 por ciento por kilómetro a partir de 2019. El Alcance 3 incluye las emisiones en uso de los vehículos que Ford vende y las emisiones de su base de suministro, entre otras.

Cuidando a las personas

Ford se ha comprometido a respetar los derechos humanos en todos los aspectos de la cadena de suministro.

A principios de este año, la empresa elaboró un Código de Conducta para Proveedores, en el que se describen las expectativas y normas exigidas a nuestros socios de la cadena de suministro, y también se convirtió en el primer fabricante de automóviles estadounidense en adherirse a la Iniciativa para la Garantía de Minería Responsable, o IRMA, para el abastecimiento responsable de las materias primas utilizadas en la producción de automóviles.

Además, las actividades de la cadena de suministro de Ford están siendo auditadas por la Responsible Business Alliance en materia de responsabilidad social corporativa.

En Europa, Ford es ahora uno de los principales socios de «DRIVE Sustainability», una iniciativa de los fabricantes de automóviles para abordar cuestiones éticas, medioambientales y de derechos laborales en todos los niveles de la cadena de suministro.

Aceptando el reto

Durante el pasado año, Ford ha desempeñado un papel integral en el uso de la experiencia en el diseño y la fabricación, así como de las piezas de vehículos existentes, para ayudar a producir miles de unidades de equipos médicos, como ventiladores y respiradores, en respuesta a la pandemia de COVID-19.

En 2020, la iniciativa produjo casi 100 millones de mascarillas, 20 millones de protectores faciales, 50.000 ventiladores para pacientes, 1,6 millones de batas de aislamiento lavables y, en colaboración con 3M, más de 32.000 respiradores purificadores de aire motorizados.

Además, a través de su brazo filantrópico Ford Motor Company Fund, Ford distribuyó más de 55 millones de mascarillas a organizaciones sin ánimo de lucro, concesionarios Ford, agencias gubernamentales, escuelas y equipos de primera respuesta en los 50 estados de EE.UU. durante los últimos cinco meses del año pasado, como parte de un compromiso de contribuir con 120 millones de mascarillas a comunidades en riesgo para mediados de este año.

En Europa, el Fondo Ford ha proporcionado casi 500.000 dólares a organizaciones sin ánimo de lucro para apoyar los esfuerzos de ayuda de emergencia relacionados con el suministro de alimentos, equipos médicos y ropa de protección, recursos informáticos y virtuales, y servicios de asesoramiento, entre otras necesidades.

Ford Reino Unido convirtió un almacén vacío en una línea de producción para fabricar componentes clave para los 11.700 ventiladores Penlon producidos durante el VentilatorChallengeUK.

En Almussafes (Valencia) se organizó la fabricación de hasta 200.000 mascarillas semanales para abastecer a las fábricas europeas de Ford y diversas entidades.

«Ford sigue comprometida a acelerar el camino hacia los vehículos electrificados y a lograr la neutralidad de carbono», afirma Stuart Southgate, director de Ingeniería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Seguridad de Ford.

«Los últimos doce meses han enfatizado aún más la importancia de cuidar de nuestro mundo y de los demás. No es momento de quedarse de brazos cruzados. Es el momento de actuar. Estamos construyendo el futuro ahora, un mundo mejor para todos».

Leave a Reply